Noris Marín: Independizarnos fue un gran logro

“Con mi primer crédito del Banco del Tesoro me compré dos máquinas para independizarnos y construir nuestro emprendimiento en familia”, contó Noris Marín, al recordar cuando dio el paso para independizarse laboralmente y establecer su taller de calzado en Brisas de Propatria, al oeste de Caracas.   

Tiene una discapacidad auditiva, pero su dedicación a esta labor manual es incesante. Conoce el oficio desde hace más de 20 años y actualmente junto a su esposo y sus dos hijos levantan su emprendimiento y generan empleo directo e indirecto en esta zona capitalina.

“Hacemos un gran esfuerzo, tenemos una producción de calzados y los vendemos a bajo costo respecto a los precios del mercado. Queremos crear zapatos escolares para ayudar a los padres y madres venezolanos”, afirmó.

Refiere que el respaldo del Banco del Tesoro es “el primer impulso para cualquier emprendedor” y que como constructores de la economía productiva venezolana “no se detienen ante los retos”.