“Sí es posible combatir a los grandes monopolios”

La producción de la harina de maíz en Venezuela se ha diversificado al punto que algunos jóvenes decidieron dedicarse a su fabricación en pequeñas empresas familiares, como es el caso de Andrea Tellechea, del estado Carabobo, quien produce la marca “Doña Miriam”.

“Yo inicié un pequeña empresa de producción familiar de harina de maíz, hacemos desde la selección, la deshidratación y molienda, para así tener la harina procesada”, mencionó Tellechea.

La joven, que forma parte del programa Jóvenes del Barrio, promovido por el Ministerio del Poder Popular para las Comunas y Movimientos Sociales, recibió recientemente un crédito del Banco del Tesoro para fortalecer la producción de su empresa.

“Estamos contribuyendo con el país y demostrando que podemos combatir a los grandes monopolios que juegan con los alimentos del pueblo”, aseveró.