Es una criptomoneda emitida por el Estado para el desarrollo de una economía digital independiente, con la participación directa de los ciudadanos, respaldado en petróleo. Con la premisa de consolidar las inversiones, ahorro e intercambio bilateral, industrial y comercial.